header_image

Búsqueda Avanzada

US 0 to US 15.000

More Search Options
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada

US 0 to US 15.000

More Search Options
encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Puerto Vallarta

Publicado por Oliver Weickardt en 2015-11-26
| 0

La imagen más reconocible de Puerto Vallarta, aparte de la escultura del Caballito, es definitivamente la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe. Recientemente renovada, domina el paisaje del centro y atrae numerosos turistas. No se sorprenda de escuchar el nombre de “La Catedral”, pues así es como la llaman los locales, por su apariencia majestuosa, pero como no hay un obispo asignado, oficialmente es sólo una parroquia.

La iglesia es hermosa y la gente la adora, pero hablando claramente, no se trata de una construcción de gran sofisticación. Combina libremente distintos estilos que cobran vida gracias a los esfuerzos de los trabajadores de Vallarta. El edificio principal es considerado neoclásico, la corona tiene una apariencia barroca y las torres tienen un poco de renacentistas. La corona, es una réplica de la corona utilizada por Carlota, esposa del Emperador Maximiliano en los 1860s.

La historia de la iglesia data de 1903 cuando comenzó su construcción, basada en una pequeña capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe que ya se encontraba en el lugar desde 1883. El primer cura de la parroquia, cuyo cuerpo yace en la iglesia, Francisco Ayala, decidió construir un templo más grande que el que se estaba construyendo. En los 20s la capilla fue promovida a la categoría de parroquia pero la Guerra Cristera que comenzó en 1926 silenció las campanas recientemente instaladas por casi 3 años.

El edificio no fue terminado hasta los 1960s, aunque sin las torres. La corona original se instaló en 1963 y en aquél tiempo estaba hecha de concreto. La iglesia como la conocemos el día de hoy se completó en 1987 cuando las torres laterales de la fachada fueron inauguradas.

La majestuosa corona no ha tenido tanta suerte a lo largo de su historia. Tuvo que ser renovada en 1981 debido a los daños causados por las condiciones climatológicas. Sin embargo, 14 años más tarde fue destruida completamente por un terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter que azotó a la ciudad. En ese momento ya era considerada un símbolo de la ciudad y un reemplazo temporal hecho de fibra de vidrio se instaló en la torre. Lamentablemente el material utilizado era demasiado débil para aguantar su propio peso y la corona sufrió diversas deformaciones.

La nueva corona, mide diez metros de diámetros por 15.5 e alto, fue creada por el pintor y escultor Carlos Terres. Al artista se le pidió que la nueva corona se pareciera lo más posible a la original, aunque algunos detalles simbólicos se le agregaron en su diseño. Esperemos que en esta ocasión, la corona dure muchos años.

La iglesia ofrece numerosos servicios diariamente y los turistas de habla inglesa pueden asistir a una misa en inglés los sábados a las 5 pm y una misa bilingüe los domingos a las 10 am. Además no puede perderse las tradicionales peregrinaciones que tienen lugar los primeros días de diciembre para pagar tributo a la Virgen. No es recomendable manejar por la ciudad estos días, pero se pueden apreciar muy bien a pie.

Villa Experience fundador nacio en Alemania pero ama todo México! Él ha vivido en el país desde 2003 y ha experimentado los destinos turísticos de México en primera mano. Sus destinos favoritos son la Península de Yucatán, Baja California Sur y Puerto Vallarta.