header_image

Búsqueda Avanzada

US 0 to US 15.000

More Search Options
Encontramos 0 Resultados. ¿Quieres cargar los resultados ahora?
Búsqueda Avanzada

US 0 to US 15.000

More Search Options
encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

San Miguel de Allende, El Shangri-la en el Corazon de Mexico

Publicado por Oliver Weickardt en 2015-11-26
| 0

Además de ser el destino perfecto para unas vacaciones rejuvenecedoras, San Miguel de Allende (SMA) puede convertirse en tu nuevo hogar si estás pensando en mudarte. Esta es la historia de cómo encontré mi Shangri-Lá particular en el corazón de México después de vagabundear por Asia y América del Norte durante un año.

Brooklyn me adoptó durante el verano del 2011, después de dar una vuelta al globo con mi mochila en busca de una nueva vida bajo la luz del sol. New York es un imán para todo europeo y con mi visita había realizado un sueño que ya tenía olvidado. Aunque sabía que no quería quedarme, me sentía atrapada y sin la vitalidad necesaria para dar el paso que estaba contemplando en privado. Fue una tarde lluviosa de agosto que pasaba en la librería Barnes & Noble en Union Square cuando me decidí a mudarme a México y probar suerte en San Miguel de Allende, mientras leía los testimonios de varias mujeres americanas que se habían instalado allí con éxito. Seamos honestos; ahora que había llegado a los 40 de una pieza, todo lo que quería era disfrutar de mi espacio personal, del sol y de gente auténtica, y New York no parecía el lugar idóneo para nada de eso.    

Un par de semanas después, el primer día del otoño, puse pie en San Miguel de Allende. Me puse en contacto con una couchsurfer de California que vivía allí y que me acogió durante una semana. Su generosidad solo era superada por el frondoso jardín de su casa, que doblaba en tamaño a la vivienda de 3 habitaciones donde vivía con su hija. Era un vergel lleno de plantas tropicales y de naranjos llenos de fruta… ¡Creí que me había muerto y había ido derechita al cielo!

Pasamos nuestra primera noche en el Teatro Angela Peralta escuchando a un guitarrista clásico. Más tarde descubriría otros teatros alternativos como El Sindicato y Shelter, donde pude ver todo tipo de actuaciones internacionales y exóticas. Al día siguiente, fuimos a una de las fuentes termales de las que disfruta el área, La Gruta. Parecía que San Miguel tenía bastante que ofrecer ¡hay mucho más que calles empedradas y casas coloniales en este pueblecito mexicano! Lo cierto es que la vida fluye suavemente y uno se deja absorber por esta confortable madriguera donde no falta ninguno de los placeres de la vida de ocio. ¿De verdad estoy en México? ¿En el siglo XXI?

La vida diaria gravita alrededor de El Jardín, la plaza frente a la Parroquia de San Miguel Arcángel, un hito arquitectónico construido en un estilo ecléctico durante el siglo XVII, al que se añadió una fachada de estilo Neo-gótico en el siglo XIX, bajo los auspicios de un albañil mexicano prendado de Europa. El valle se asienta sobre un gigantesco cuarzo rosado, la piedra más sanadora que existe, y de ahí le viene su color a esta iglesia, que es la más fotografiada de México. Cafés-librería, panaderías-boutique, restaurantes de cocina regional e internacional, bares de diseño y tiendas de productos importados se apiñan en las calles que circundan este punto de encuentro por excelencia.

Los primeros días cuando salía en busca de un cibercafé, me sorprendió la abundancia de galerías de arte que había en cada esquina. Y es que San Miguel es un imán para artistas de todo el mundo. Hice amistad con varios pintores mexicanos e internacionales que realmente viven de su pintura. En ocasiones exponen en bares y restaurantes con estilo, pero es en la Fábrica La Aurora donde uno puede encontrar todo el arte que desee para todos los bolsillos, desde pinturas y esculturas originales y artesanías de corte moderno a joyería y diseño de interiores. La burbuja inmobiliaria de pasadas décadas ha creado una demanda de arte local e internacional que ha consolidado San Miguel de Allende como centro artístico de renombre mundial. Los Art Walks que se celebran en La Aurora el primer viernes de cada mes son una excelente oportunidad para mezclarse con los residentes más exclusivos de la comunidad foránea, que consiste principalmente de retirados de los Estados Unidos de América y Canadá que han encontrado su Shangri-Lá en el clima perfecto de San Miguel.

Descubrí que hay un total de 29 festivales en San Miguel cada año. Eso constituye una media de un festival cada dos semanas. Entre los más populares está la celebración conocida como El Grito, que celebra la Independencia mexicana cada 15 de septiembre, La Alborada el día de San Miguel (29-S) y el Día de Muertos el 1 de noviembre. Su relativa cercanía a la Ciudad de México, apenas 4 horas de autobús, ha hecho de San Miguel un destino predilecto para los habitantes de la gran urbe que llegan atraídos por el ambiente siempre festivo de este pueblo mágico.

San Miguel está muy bien preparado para acoger a los buscadores espirituales de todos los rincones del mundo. Espacios abiertos como Life Path o Wellness Center ofrecen toda clase de terapias holísticas, yoga y Pilates, así como cursos de meditación budista para practicantes tanto noveles como avanzados. La cultura maya tiene una activa presencia a través de la figura del Caminante Maya Ac Tah y su equipo, a los que tuve el honor de conocer durante mi estancia. Entre otras actividades, organizan meditaciones mensuales en un espacio abierto donde han construido un laberinto en forma de espiral al que denominan Espejo Maya-Orión.

Después de un año dejándome mecer por esa cuna de cuarzo rosa, sentí la llamada a la aventura de nuevo y decidí mudarme a Puerto Vallarta junto al océano. Me atrevo a afirmar que San Miguel es uno de los lugares más sanadores del mundo. Es una cuestión de sabiduría popular que estos pueblos mágicos o te acogen o te rechazan, así que estoy muy agradecida por la experiencia que tuve en este lugar fuera del tiempo, aparentemente tan distinto al resto de México. Después de un año, me sentía preparada para adentrarme en lo desconocido una vez más, ahora llena de la magia que hace que la vida suceda. Y eso hace de San Miguel de Allende el Shangri-Lá de México.

Villa Experience fundador nacio en Alemania pero ama todo México! Él ha vivido en el país desde 2003 y ha experimentado los destinos turísticos de México en primera mano. Sus destinos favoritos son la Península de Yucatán, Baja California Sur y Puerto Vallarta.